domingo, 13 de julio de 2014

El Viejo y el Mar, de Ernest Hemingway. (2)

“Notó lo agradable que era tener a alguien con quien hablar, en vez de hablar sólo consigo mismo y con el mar -. Te he echado de menos - dijo-”.